AGRADEZCA A DIOS POR LO QUE ÉL LE PERMITE TENER

¿Qué pasaría si a partir de hoy todo de lo que usted se queja, DIOS le hiciera caso y fuera sacado de su vida?
Sólo imagine:

– “No aguanto a mis hijos”. Listo, muertos.

– “Mi pelo es horrible”. Hecho, calva(o).

– “Estoy harta(o) de mi trabajo”.
Ok, despedida(o).

– “No aguanto a mi marido o esposa”
De acuerdo, viuda o viudo desde este momento.

– “No soporto más este calor”. A partir de mañana, sólo habrá nieve y lluvia.

– “Mi casa es un desastre”. Entonces, vivirá en la calle a partir de ahora.

¿Qué le parece?
Ahora mire a su alrededor. ¿Qué nos hace diferentes de los demás si el sol sale para justos e injustos? Lo que nos diferencia de los demás es NUESTRA ACTITUD frente a las diversas situaciones.

Entonces, alégrese y agradezca por TODO lo que tiene, y lo que tenga que cambiar, cámbielo. Cuando usted cambia, todo a su alrededor cambia. Cuando el día empiece, agradezca.
Cuando el día termine, agradezca.

No se queje, ACTÚE y AGRADEZCA A DIOS POR LO QUE ÉL LE PERMITE TENER.

Un maravilloso día para todos!