Devocional 20 de marzo 2018

Y aconteció que al sepultar unos un hombre, súbitamente vieron una partida, y arrojaron al hombre en el sepulcro de Elíseo: y cuando llegó a tocar el muerto los huesos de Eliseo, revivió, y levantóse sobre sus pies.
2 REYES 23:21

Cuando vamos a la Cruz del Calvario y, por medio de la fe sufrimos enfermedad y muerte en nuestra carne.

Dios nos visitará con Su poder de resurrección y gloria no engendrados, levantándonos a camino nuevo más elevado con Jesucristo.

Ciertamente, todas las cosas obran para bien, aún nuestras enfermedades y experiencias de muerte.

Dios bendiga su día ?