Devocional 12 de Junio 2018

En mi corazón he guardado
tus dichos,
Para no pecar contra ti.
SALMO 119:11

Es grandioso memorizar la Palabra de Dios, pero si no entendemos Sus principios morales y con aplicarlos en nuestra vida diaria, no estaremos utilizando el completo intento y propósito de la Palabra de Dios.

Si buscáramos primero adquirir para nosotros mismos la revelación de los principios morales de la Santa Palabra de Dios y dejar que El Señor Jesucristo nos ayude a implementarlo

El entendimiento de la revelación teórica de los principios morales de Dios y el conocimiento empírico que viene a través de su implementación en nuestras vidas, son la fuerza restringente que evitará que pequemos contra Dios.

El entendimiento y conocimiento de la Palabra de Dios es una fuerte casa que evitará que el enemigo del pecado entre en nuestros corazones.

Si almacenamos la Palabra de Dios en nuestro corazón de entendimiento y conocimiento, estará lista para usarse cuando sea la Voluntad de Dios que la usemos.

s en nuestra vida diaria, dejaríamos de pecar contra Dios.