¡OÍDOS SORDOS!

Un joven que recién había tenido problemas económicos fuertes y literal ya no tenía ni para comer, pero que en su corazón confiaba en Dios… recibió comentarios de un incrédulo que aprovechó la situación para decirle…

  • Si hay un Dios y es justo, como tú aseguras, ¿por qué no envía a alguien para que les traiga pan y lo que tanta falta les hace hoy? – le dijo burlándose.
  • A lo mejor- contestó el muchacho- Él ha dado el recado a uno y éste no ha querido venir, o tal vez se ha olvidado!…

¿Te has puesto a pensar que muchas veces hacemos oídos sordos a los recados que Dios nos da?… ¿Alguna vez has sentido hacer algo por alguien pero no lo hiciste por flojera, vergüenza o comodidad?… estoy seguro que si!…

Sabes?… En (Gálatas 6:9-10) encontramos una exhortación a ayudar a los demás!…

“No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.”

Es probable que hayas sentido llevar comida a alguien, ayudarlos con un poco de dinero, regalarles abrigo u otra cosa y te cohibiste!… Aclaro que no se trata sólo de lo material… mucha gente necesita una llamada, un abrazo, que les pregunten cómo se sienten, que los escuchen, pero andamos tan ocupados con tantas cosas que preferimos cerrar los ojos y hacer oídos sordos a las necesidades de los demás!… cierto?…

Amigo(a) mío(a)!… Si Dios pone en tu corazón hacer algo por alguien, aunque no entiendas el motivo, obedece!… Podrías estar aliviando el dolor de esa persona o de una familia!… Toma el recado de Dios como una oportunidad para bendecir a otros!…

El segundo mandamiento más grande que tenemos es amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, ¿Cómo podemos amar si no queremos ayudarlos en su necesidad?… Muestra con tu ejemplo el amor a tu prójimo y a Dios y se un gran testimonio a los que te rodean!…

DIOS LOS BENDIGA A TODOS Y QUE TENGAN UNA EXCELENTE SEMANA!
Jon Alvarado