DEVOCIONAL DEL 1 DE SEPTIEMBRE 2017

En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.
SALMO 119:11

El entendimiento de la revelación teórica de los principios morales de Dios y el conocimiento empírico que viene a través de su implementación en nuestras vidas, son la fuerza restringente que nos impedirá pecar contra Dios.

La “BETH” o “casa” de entendimiento y conocimiento de la Palabra de Dios en una fuerte casa que impedirá que el enemigo del pecado entre en nuestros corazones.

Si nosotros almacenamos la Palabra de Dios en la “BETH” o casa de entendimiento y conocimiento estará a salvo de los ladrones y robadores, y estará lista para usarse cuando sea la Voluntad de Dios que se use.

Bendiciones.