Por el bullying me quise suicidar- Jovana Alcántara.

Trabajo Realizado por: Gabi Dos Santos y Flor Mendoza.
Publidado por Radiocristianaenlinea.com

Jovana Alcántara, una joven de 24 años con parálisis cerebral que ha encontrado el sentido de vivir en Dios.

En entrevista para radiocristianaenlinea Jovana mencionó: “Yo nací con una discapacidad física, tengo parálisis cerebral; a mi mamá se le complico el parto, me falto el aire¨

“En la secundaría fue cuando empezó mi ‘infierno’, ahí me di cuenta que era diferente. Yo ya sabía que era diferente pero aún así la gente me aceptaba, yo era una niña de buenas calificaciones, estudiosa y muy alegre, pero en secundaría baje de calificaciones, me hacían mucho bullying todos mis compañeros, ya no le hablaba a nadie, yo lloraba y me la pasaba solita en los recreos”, afirmó.

-¿Por qué no te cambiaron de escuela?

– Porque la escuela era de paga y tenía beca, además yo nunca le dije a nadie lo que me estaba pasando. Mi abuelito si se daba cuenta de que algo  tenía, porque yo era una chica muy alegre, y a raíz de eso me empecé a alejar de todos y me convertí en una persona triste. Y mi abuelo si me decía que porque ya no quería ir a la escuela, si a mí me gustaba mucho estudiar.

-¿Y por qué nunca les dijiste lo que te estaba pasando?

-Porque me daba mucha pena, como miedo.

“Cuando acabe primero de prepa, reprobé todas mis materias y mi abuelito me saco de la escuela, él ya estaba enojado conmigo, y desde ahí me deprimí porque ya no hacía nada, a la vez era bueno porque ya no tenía que aguantar los comentarios de nadie, ni las burlas; pero después empezó otra vez la depresión, me empecé a creer todo lo que me habían dicho y aparte miembros de mi familia, como mis tías me echaban tierra, me decían que yo nunca me iba a casar, lo típico que le dicen a alguien que tiene discapacidad, porque mi sueño era ese, casarme.

-¿Qué hacías para quitarte la depresión?

-Me cortaba los brazos, esa era mi forma de sacar el dolor y la frustración, sólo que se vuelve una adicción el cortarte y más cuando piensas que tu vida no tiene sentido, porque eso es lo que yo pensaba, que mi vida sería muy mediocre, sin amigos, sin nadie con quien compartirla. Estaba muy mal, no salía de mi cuarto, me la pasaba acostada, no quería ser una carga para mi familia; Quería ser una niña normal, y le daba señales a mis abuelitos les decía que ya no quería vivir, pero ellos me tiraban de a loca.

-¿Intentaste suicidarte?

-Sí, recuerdo que una noche yo estaba en mi depresión y dije ‘ya no me basta con cortarme, yo me quiero morir’, así que ya cuando todos estaban dormidos saque el cúter y estaba dispuesta a cortarme las venas, pero cuando lo iba hacer, sentí en mi corazón que Dios me decía que para Él era muy preciada y que tenía planes para mi muy grandes, y que aunque la gente me menospreciara Él me amaba, entonces solté el cúter.

-¿Qué pasó después de esa noche?

-Pues desde ahí fue un proceso, porque seguía sintiendo mucha tristeza. Hasta que un día Dios me hablo en sueño, ‘te quiero sanar pero por dentro’ y ahí fue cuando me acerque a Dios y empezó mi proceso de restauración.

“La verdad yo ya no quería saber nada de Él, estaba enojada con Dios y le decía ‘si eres un Dios bueno porque permitiste que naciera así y porque permites que me hagan daño’, y cuando Dios me habla empecé a orar, ahí fue mi reconciliación con Él. Dios me ayudó a perdonar a las personas que me habían hecho daño y desde ahí empezó la sanación de mi corazón y de mi autoestima”

-Tienes una página que se llama “No al suicidio”, ¿cómo iniciaste esto?

-Sí, ya tengo año y medio con este proyecto. Empezó porque un día que estaba orando le dije a Dios que me dijera qué es lo que Él quería para mí, y me dijo que quería que le hablara a la gente de esto que me paso. Al principio no quería, me reusaba a platicar mi historia, por pena, seguía un poco afectada. Sólo que Dios fue muy insistente, me pase muchas noches sin poder dormir y Dios siempre me decía que hiciera un video dónde contaba todo.

“Hice el video una noche, dónde no podía dormir. Cuando acabe el video y lo vi me sorprendí porque quedo muy bien, ahí conté todo lo que había vivido y por primera vez mi familia supo que me trate de suicidar, para ellos fue un golpe muy duro”

-¿Qué paso con ese video?

-Lo publique en mi Facebook, lo puse para que lo vieran sólo amigos y desde que lo sibí empecé a recibir comentarios y likes. Al siguiente día eran más los comentarios dónde me felicitaban por atreverme a dar este testimonio, otros me decían que ellos están pasando por una situación similar, y vi que mi video estaba siendo compartido. Cuando vi esto supe de la necesidad que las personas tenían de Dios, por eso me decidí a hacer la página de “No al suicidio”.

“A partir de ahí mi vida ha sido una aventura, muchas personas me andan mensajes contándome sus problemas y Dios me permite darles consejos y hablarles de su amor. También me han invitado a dar conferencias y platicas a varios lados. El que más me ha marcado es el que di en Torreón, yo fui la invitada especial, se dieron tres conferencias  y hable del suicidio y el bullying, fue algo muy hermoso.”

-¿Qué más te gusta hacer?

-Me gusta mucho escribir, de hecho tengo un blog y ahí escribo todo lo que Dios pone en mi corazón, ha tenido mucha aceptación de la gente. También hace como tres años empecé a escribir un libro dando mi testimonio, ya lo tengo, ahora sólo me falta buscar a alguien que lo patrocine, una editorial y a alguien que me cheque bien la ortografía y la redacción.

-¿Cómo es que Dios ha cambiado tu vida?

-Mucho, primero Dios empezó a restaurarme y me rodeo de gente buena que me ama, me ha llevado a más de lo que he podido imaginar, por ejemplo, yo nunca imagine dar conferencias o tener una página, yo tenía otros planes, y Dios cambio todo eso: pienso que lo hizo porque mis planes eran todos para mí y lo de la página y las conferencias no es par mí, sino para ayudar a la gente. Por eso es que Dios cambia las cosas.

-¿Qué sigue para Jovana?

-No sé, ahorita estoy en el paso de fe, a lo que Dios me diga; debo confesar algo, cuando regrese de Torreón, como que se dio mucha pausa a las conferencias, si me invitaban pero por alguna u otra razón se cancelaban, esto fue difícil para mí, porque me di cuenta que dependía mucho de las invitaciones. Hasta que hace poco Dios llamo a mi vida y me dijo ‘no estás aquí para estar arriba de una plataforma o en un pulpito, estas aquí para ayudar a los de afuera’, así que me puse a hacer más videos. Contándoles a las personas el inmenso amor de Dios y cómo es que Dios en verdad sana corazones.

“Dios no nos ha prometido una vida fácil, pero si ha prometido que siempre va a estar con nosotros, si en verdad quieren tener una vida plena, busquen a Jesús”

Publicado por:
Gabi Dos Santos y Flor Mendoza.